De ruta por Girona – el Ripollès y la Garrotxa

Segundo día de ruta, en esta ocasión por el Ripollès y la Garrotxa, dos comarcas fronterizas con Francia y de imponentes macizos montañosos.

Después de un buen desayuno, algo imprescindible cuando tienes por delante un día movido e interesante como lo tenemos nosotros, tomamos nuevamente el tren cremallera dirección Ribes de Freser, aunque las obras de mejora de las vías nos obligan a apearnos del cremallera a la altura de Queralbs y continuar nuestro trayecto en autobús hasta la estación de enlace, donde nos espera el vehículo que nos llevará de ruta por estas dos comarcas.

Tal y como ya comenté en el anterior post, repito el vídeo que recoge buenas imágenes de la experiencia de tres días por estas tres comarcas (el Ripollés, la Garrotxa y el Pla de l’Estany).

Llegamos a la estación y a la espera de que llegue el vehículo, entramos en la estación y vemos un ejemplar de Cremallera, que aunque parezca antiguo, quizás aún esté en servicio, recorriendo esos escasos 12,5 Kms de vía.

Ribes de Freser

Finalmente llega el transporte y tomamos dirección a Ripoll, la cuna de Cataluña. Ripoll, es una ciudad con un pasado histórico riquísimo, donde se encuentra uno de los monumentos románicos más importantes de Cataluña, el monasterio de Santa María de Ripoll, que fue fundado por el Conde Gifredo el Velloso en el año 879. Esa fecha se considera como el inicio de la Cataluña vieja, lo que le ha valido el apodo de cuna de Cataluña, ya que fue un los grandes centros de la Cataluña medieval. Accediendo al atrio del monasterio románico de Santa María de Ripoll, podemos contemplar el elemento románico más importante, la portada. Construida en el siglo XII, es uno de los monumentos románicos más destacados del mundo (ver la foto destacada de la portada).

Ripoll blog 2

Visitamos todo lo visitable dentro del conjunto, donde como novedad, a parte de la visita de rigor a la tumba de Guifredo el Velloso (Guifré el Pilòs), tenemos la visita a la antigua necrópolis, descubierta en épocas recientes, y donde probablemente era enterrada la gente local de la época.

Por último, la visita del Monasterio nos conduce al Claustro,  el cual tuvo que ser fuertemente restaurado después de mucho tiempo de dejadez tras la desamortización de Mendezabal (1.836-1.837) e innumerables saqueos.

Ripoll blog 1

Salimos de Ripoll y nos dirigimos a Beget,  un preciso y pequeño pueblo al que se accede por una bella aunque sinuosa carretera (mejor tomársela con calma). Llegado a nuestro próximo destino, todos estamos conformes con que el trayecto ha valido la pena. Aparcamos en la parte superior del pueblo y descendemos junto a su iglesia románica, yendo en búsqueda del puente sobre el río y el restaurante donde nos aguardan, Can Jeroni.

Ripollés i Garrotxa 3

Tras una excelente y comida, de elaborada cocina, tomamos algo de aliento bajo la lluvia que corre ese día y nos dirigimos nuevamente al vehículo que nos llevará a nuestra siguiente parada, la zona volcánica de la Garrotxa.

Llegamos a la zona de aparcamiento del Volcán de Santa Margarita, y con el día algo más apacible que cuando salimos de Beget, iniciamos nuestra caminada hasta el cráter del volcán. Ferràn, nuestro guía durante esa ruta a pie, nos da todo tipo de explicaciones sobre el origen de esa zona volcánica y de las diferentes manifestaciones en forma de volcanes.

La Garrotxa blog 1

El Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa lo conforman un total de 11 municipios. Tanto su orografía, como el suelo y clima, le proporcionan una variada vegetación, con encinares, robledos y hayedos de excepcional valor paisajístico. Dentro de los hayedos, cabe destacar La Fageda d’en Jordà, zona altamente visitada por su peculiar belleza.

Nos adentramos más en la montaña, para ir a buscar su cráter, un lugar sorprendente que además viene con guinda, una pequeña ermita románica en su interior!! El camino, encuentra un tramo de bastante subida, pero acaba rápido para bajar hasta el interior del cráter, rodeando luego la ermita y volviendo a subir para llegar nuevamente a la zona de aparcamiento.

La Garrotxa blog 2

Ya a pocos kilómetros,  se encuentra nuestra siguiente y última parada del día, el pueblo de Santa Pau, famoso por sus alubias (mongetes de Santa Pau), una delicia para el paladar que tuvimos la oportunidad de probar durante la cena en formato delicatessen. Agradecer al Hotel restaurante Cal Sastre su excelente trato y la espectacularidad de su cocina.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *