El Bages (Comarca)

EL BAGES, LA CAPITAL DE LA CATALUÑA CENTRAL

Cultura e Historia el el Bages

La comarca del Bages tiene una antigua tradición textil, que arranca ya con los antiguos “paraires”, que hilaban la lana de las ovejas, y con el oficio de los tejedores a mano, tan extendido en Manresa, Sallent o Cardona. Durante el siglo XVIII, en Manresa alcanzó importancia la industria sedera. Y a mediados del siglo XIX fue la industria algodonera la que desbancó las de la lana y la seda, con nuevos telares mecánicos que dejaron anticuados los telares manuales.

Como la maquinaria moderna necesitaba mucha fuerza para moverla, se fueron instalando grandes fábricas en las orillas de los ríos. Desde una esclusa, parte del agua era conducida por un canal de mínima pendiente, de forma que se formara un fuerte desnivel en relación con el río: el agua, el saltar, hacía rodar las turbinas, las cuales movían un embarrado lleno de ruedas que, con unas correas, accionaban los telares. Las cuencas del Ter y del Llobregat eran las zonas más adecuadas para instalar aquella pujante industria textil algodonera. El primer telar mecánico se instaló en Sallent en 1826.

Junto a las fábricas se construían las colonias industriales donde vivían los trabajadores, con unas condiciones laborales y sociales muy difíciles, dependiendo totalmente de la fábrica y de las necesidades de la producción. Si seguis el curso del Llobregat, las distinguiréis enseguida: el río, la carretera, la vía del antiguo ferrocarril, la fábrica, las hileras de casas de los trabajadores, la iglesia, el economato, el café y el centro recreativo , la casa del empresario y la del director. Las fábricas, con sus colonias, solían instalarse separadas de los pueblos.

Las minas de sal

También la explotación de las minas de sal y de potasa conllevó la instalación de colonias mineras, de una fisonomía similar a Cardona, Súria y Sallent. Sin embargo, fue la industria textil -hilatura y tejidos- que transformó totalmente la comarca, la producción, la población, las formas de vida, de punta a punta del Llobregat.

El clima 

El clima del en gran parte de la comarca es Mediterráneo Continental Subhúmedo, con precipitación media anual en torno a los 600 mm y una temperatura media de 12 ° C a 14 ° C. En zonas elevadas, como el macizo de Montserrat o la sierra del Obac, la pluviosidad aumenta y la temperatura es ligeramente más baja. Los inviernos son fríos en toda la comarca y los veranos calurosos, especialmente en las zonas más bajas. El período libre de heladas va de junio a octubre.

La vegetación

La vegetación es fundamentalmente mediterránea. Un paisaje vegetal constituido básicamente por pinares de pino blanco, o de pino rojo en los lugares más frescos. Bajo estos pinares hay matorrales, matorrales de romero y pastos de junquillo. A menudo sólo crece una vegetación bien raquítica y discontinua de unas pocas hierbas y matas pequeñas.

En la montaña de Montserrat y el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt, influenciadas por el aire marítimo, hay amplias superficies ocupadas por encinares con escasos robledales. A las orillas de las corrientes de agua se ha formado un bosque de ribera que en sus ríos principales ha sido muy alterado, debido al intenso aprovechamiento del agua. En los cursos secundarios el bosque de ribera está mejor conservado, y se desarrollan con facilidad salcedas. En algunas orillas han plantado chopos.

La Economía

Aunque la comarca en los últimos 180 años el Bages se ha convertido en una comarca claramente industrial, la agricultura sigue teniendo su peso. Predomina el cultivo de secano con una zona de regadío con cultivos de huerta de unas mil hectáreas gracias a la construcción de la Acequia de Manresa. La acequia es una de las principales obras de ingeniería civil medieval de Europa. Fechada en siglo XIV, tiene 26 kilómetros de longitud y sólo 10 metros de desnivel. Lleva el agua del Llobregat desde Balsareny hasta Manresa y desemboca en el Parque de la Aguja. Además de esta ciudad, otras poblaciones como Santpedor, St. Fruitós, Pineda y St. Joan de Vilatorrada toman agua de la acequia. En el cultivo de secano se planta sobre todo cereales (cebada y trigo principalmente), algunos cultivos industriales como el girasol o el cáñamo, la vid y el olivo.

La ganadería en régimen de estabulación ha convertido modernamente más importante económicamente especialmente en el sector del porcino y vacuno.

Hasta hace poco la industria de Bages giraba en torno el algodón y los tejidos. pero en pleno siglo XX se instalaron diversas industrias metalúrgicas, extractivas y químicas. La industria metalúrgica, que fue importante en la fabricación de maquinaria textil, actualmente, se dedica a la fabricación de accesorios para automóviles, autobolquets y material eléctrico. Hay también varias industrias alimentarias (mataderos, harineras, fábricas de pastas y piensos).
El Bages es la comarca minera más importante de Cataluña. La presencia de sales de potasa a su subsuelo hizo cambiar la vida de cuatro pueblos: Cardona, Súria, Sallent y Balsareny.

¿Que ver en el Bages?

Como principales lugares a visitar, mencionamos el Museo de la técnica de Manresa, un paseo por la Acequia (en cualquiera de sus tramos), el monasterio de Sant Benet de Bages, la Montaña y el monasterio de Montserrat, las minas de sal de Cardona y el castillo de la misma localidad, el castillo de Balsareny, el pueblo de Rajadell, y el Parque Natural de Sant Llorenç del Obac con los pueblos de Mura, Talamanca y Rocafort.

¡Inscríbete para recibir nuestras ofertas de viaje!

Entra en nuestro club Creative Rural